Sanción para responsables de atentando ecológico en Chaparrí

La congresista Maria Elena Foronda Farro, presidenta de la Comisión de Pueblos Andinos, Amazónicos y Afroperuanos, Ambiente y Ecología,  comprobó el grave atentado ecológico que sufre el Área de Conservación Privada Chaparrí, por parte de invasores para quienes demandó denuncia penal y sanción ejemplar.

En inspección a la zona realizada esta mañana, en compañía de funcionarios del Ministerio del Ambiente – Perú y Ministerio de Agricultura y Riego del Perú, se pudo constatar la destrucción con maquinaria pesada de al menos 29 hectáreas de bosques para convertirlas en áreas de cultivos.

Junto a Foronda Farro estuvieron en la comitiva el Ing. José Carlos Nieto y el Blgo. William Martínez Finquin del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado, Sernanp, Lucas Dourojeanni Álvarez, director de Comunicaciones del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre Serfor, miembros la Policía Ecológica de Chongoyape y representantes del Frente de Defensa Salvemos Chaparrí #yodefiendochaparri.

En la zona circundante a Tinajones se halló trazos de lotes para viviendas delimitados con estacas, a menos de 50 metros del reservorio, algo completamente irregular y que está bajo la administración del Gobierno Regional de Lambayeque.

“Es un grave atentado al medioambiente que no podemos permitir, desde aquí emplazamos al Ministerio Público, al Gobierno Regional y a todas las instituciones competentes para que asuman su rol de garantizar la conservación de esta reserva ecológica y no permitir que intereses económicos mezquinos se pongan sobre la ley”, sostuvo Foronda Farro.

Por su parte Javier Ruiz Gutiérrez, del Frente de Defensa Salvemos Chaparrí, dijo que, junto a los comuneros del lugar, vienen denunciando hace tiempo los impactos negativos de la depredación, pero que por la inacción o complicidad, de las autoridades, la deforestación sigue aumentando.

Precisamente al respecto, llamó la atención la ausencia de representantes del Ministerio Público a pesar de su oportuna convocatoria y las coordinaciones previas con el Fiscal de la Nación Pablo Sánchez Velarde.

La comitiva estuvo resguardada por 13 efectivos de la Comisaría de Chongoyape cuya presencia fue disuasiva para evitar que se repita lo ocurrido el pasado fin de semana cuando un grupo de invasores atacó al personal de Serfor y a ambientalistas que recorrían la reserva registrando las zonas depredadas.

Y como para confirmar el gravísimo abandono por parte de las autoridades a las áreas protegidas, la delegación comprobó que al menos 200 hectáreas de las zonas arqueológicas Raca Rumi y Huaca Paes, han sido invadidas para la construcción de viviendas, a pesar que el lugar desde el 2004 es considerado como Patrimonio Cultural de la Nación.

Fotos: Bryan Rubio Soto (La República) y César Yarlequé Meza