Afectados por derrame de Antamina requieren despistaje especializado

Las personas del centro poblado Malvado, en la provincia de Barranca, que fueron afectadas por el derrame de minerales que se produjo el 6 de abril de 2017 debido a una explosión que daño el minero ducto de Antamina y que avanzó entre los kms 45 y 46 de la carretera Huaraz – Pativilca. Los afectados continúan en mesas de trabajo con la empresa minera, exigiendo el esclarecimiento de su real situación de salud.
Como recordamos, 59 personas presentaron síntomas de intoxicación por inhalación y exposición a minerales, con nauseas, irritación a la piel, enrojecimiento de los ojos, dolores de cabeza y estomacales por lo que fueron conducidos en ambulancias hasta el hospital de Barranca. Entre los afectados habían 9 niños. Horas después del derrame, los empleados de Antamina llegaron hasta los centros de salud para apoyar a los pacientes en el pago de sus atenciones médicas.
El diagnóstico médico fue: síndrome dispéptico, cefalea por exposición a sustancias desconocidas. En el hospital de Barranca los empleados de Antamina señalaron que el material derramado era concentrado de cobre y entregaron un documento con una guía médica firmado por el Superintendente de Salud de Antamina dr, Walter Oyola.
En la sección de pediatría, se solicitó que a los 9 niños se les realice un dosaje de mercurio y quedaron en observación por 12 horas. No se pudo realizar el examen porque en Barranca no existe un lugar para hacerlo, posteriormente todos los pacientes exigieron que se descarte la presencia de minerales pesados en su organismo, solicitando a Antamina que se haga responsable del pago de los análisis en la ciudad de Lima.
En Barranca se han llevado a cabo 2 mesas de dialogo, una en el centro poblado de Tunan, distrito de Paramonga y la segunda en Barranca.
La primera se realizó el 11 de abril de 2017 en Tunan y los acuerdos fueron:
1. Invitar a las instituciones competentes como OEFA, ALA, DIRESA – Lima y OSINERGMIN, para informar a las poblaciones de los centros poblados de Chiquiahuanca y Malvado, respectivamente, sobre las acciones realizadas ante el derrame de mineral ocurrido el 6 de abril de 2017, durante los trabajos de mantenimiento de vías a cargo de Provias Nacional.
2. Se conforma una comisión integrada por los representantes de la DIRESA – Lima, Compañía Minera Antamina, Municipalidad Distrital de Paramonga y Presidente del centro poblado de Malvado, con la finalidad de identificar una entidad de salud pública y privada para realizar una segunda evaluación médica a los pobladores de Malvado.
3. La Compañía Antamina se compromete en dialogar bilateralmente con el Centro Poblado Malvado, en relación a la demanda de dotación de agua para dicha población, a la mayor brevedad. En este proceso de diálogo participará el alcalde distrital de Paramonga.

La segunda Mesa de Dialogo se realizó el 18 de abril de 2017 en Barranca, con la agenda de identificar la entidad de salud pública o privada para realizar una segunda evaluación médica a los pobladores afectados de Malvado.
En el desarrollo de la reunión, la empresa se comprometió a hacerse cargo del traslado, estadía y alimentación de los pobladores de Malvado, así como del costo de la evaluación médica respectiva, en el establecimiento de salud que ellos elijan.
El presidente del Centro Poblado de Malvado afirmó que ya cuentan con el establecimiento de salud, cuyo nombre han decidido reservar por seguridad.
El representante de la Defensoría del Pueblo propuso que para despejar de dudas a la población en el procedimiento de la evaluación médica, se puede convocar a la DIRESA Lima y DIGESA para asesorarlos en este tema.
Finalmente las partes acordaron reunirse el 19 de abril de 2017 en Huacho con el Director de la DIRESA Felix Palomo para establecer el protocolo médico a seguir para la segunda evaluación médica de los pobladores afectados.
El presidente del C. P. Malvado manifestó que también se solicitará al director la documentación de la primera evaluación que debió hacerse en el Hospital de Barranca, porque no se les entrego los resultados, el dirigente afirmó que los pobladores buscan despistar todo tipo de riesgo respecto al derrame de metales pesados al que estuvieron expuestos, porque tienen el temor de haber sido contaminados, habiendo estado a 400 metros de distancia.
PRENSA DEL DESPACHO DE LA CONGRESISTA MARIA ELENA FORONDA
19 de abril de 2017