Proyecto de Ley para incentivar uso de recipientes no contaminantes y biodegradables

El plástico se ha convertido en uno de los materiales más contaminantes en el planeta y ante esta situación diversos países han implementado medidas efectivas para reducir su uso.

En Perú la utilización indiscriminada de las bolsas de plástico en mercados y centros comerciales ha llevado a que bosques, ríos, lagos y el propio océano Pacífico estén con residuos plásticos que tardan cientos de años en degradarse.

Frente a esta situación, la congresista María Elena Foronda ha presentado el proyecto de Ley 2696/2017-CR el 11 de abril pasado, para incentivar el uso de bolsas y recipientes no contaminantes, de material biodegradable, que permita mitigar el impacto ambiental y proteger la salud pública de la población.

“El problema es que estos residuos al descomponerse acaban al fondo de las cuencas hidrográficas, donde habitan diversas especies de la flora y fauna que forma parte del ecosistema”, sostiene la congresista por Áncash y miembro de la bancada del Frente Amplio.

Según el Ministerio del Ambiente, en el Perú se genera 22 475 tm/día de residuos sólidos en el ámbito urbano, dentro de los cuales se encuentran millones de bolsas de plástico las cuales emiten unos cuatro gramos de CO2 en su fabricación.

Para Foronda Farro los mecanismos de mitigación de este tipo de contaminación, requiere de una intervención transversal en la cual compromete a la sociedad en su conjunto, pero bajo el liderazgo del Estado que debe implementar políticas públicas eficientes.

“Esta es una cruzada que nos compromete a todos, por un lado, los usuarios tenemos que cambiar el hábito de pedir bolsas plásticas durante las compras y en su remplazo usar recipientes de tela u otros materiales biodegradables, al Estado diseñar políticas públicas que incentiven recipientes no contaminantes, y a las empresas expendedoras ofrecer empaques alternativos al plástico”, sostuvo la legisladora ancashina.

Ver Proyecto de Ley 2696/2017-CR