PRONUNCIAMIENTO Nueva prórroga del estado de emergencia en Tumán, una burla más contra el pueblo

El Gobierno ha ampliado por treinta días más el Estado de Emergencia en el distrito de Tumán, provincia de Chiclayo, departamento de Lambayeque, en momentos que una comitiva de trabajadores, dirigentes vecinales, funcionarios del Ministerio del Interior (Mininter), de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), aperturaban una mesa de diálogo para devolver la tranquilidad pública al lugar.

Precisamente, durante la tarde de ayer, en la sede del Ministerio del Interior, mientras los representantes de la PCM José Reátegui y Olinda Paz Coronado, y del Mininter Alejandro Fernández Dávila y Dante Vera Miller, informaban a los dirigentes de Tumán que se estudiaba el levantamiento del Estado de Emergencia, por otro el Ejecutivo enviaba el Decreto Supremo Nº 100-2017-PCM para su respectiva publicación.

Esta nueva prórroga constituye una burla contra el pueblo de Tumán porque mientras sus dirigentes se reunían con los altos funcionarios del Estado en búsqueda de soluciones y se les prometía evaluar el levantamiento de la medida de excepción,  la PCM conociendo la ampliación del Estado de Emergencia no expuso tal decisión.

Esta situación pone en grave riesgo la tranquilidad de la población de Tumán puesto que en los cuatro meses que ya lleva el Estado de Emergencia en el distrito, la labor de la policía se ha centrado en dar protección a un grupo empresarial e impedir el ejercicio de los derechos de los trabajadores y accionistas de la empresa azucarera, violando con ello la libertad de empresa y la libertad de trabajo.

Y ante la inminente confrontación entre quienes se disputan el control de la Empresa Agroindustrial Tumán, amparados por órdenes judiciales contradictorias emitidas en diferentes juzgados del país, la población queda expuesta al medio de ambos resultados con alto riesgo de afectación laboral y social.

Frente esta situación:

Exigimos al Gobierno el inmediato levantamiento del Estado de Emergencia en el distrito de Tumán, que está afectando a toda la población, especialmente a la niñez, y por estar dentro de una empresa privada.

Pedimos la inmediata conformación de una Mesa de Concertación con las instituciones del Poder Ejecutivo y Judicial para resolver el conflicto en Tumán.

Responsabilizamos al ministro del Interior Carlos Basombrío por cualquier situación de tipo lamentable que podría resultar de esta confrontación social en la ciudad de Tumán, al disponer la parcialización de la policía a favor de un grupo empresarial y contra el pueblo.

Demandamos la intervención de las  organizaciones de derechos humanos, Defensoría del Pueblo, Iglesia y el Gobierno Regional de Lambayeque, para exigir que la tranquilidad retorne al pueblo de Tumán.

 

Lima, 10 de octubre del 2017

 

María Elena Foronda, Congresista de la República

Juan José Torres, Secretario General de SUTEATSAA

Leoncio Egúsquiza Sánchez, Presidente de ASCETA