Exalmar Chimbote se compromete a usar gas natural desde octubre próximo

La empresa pesquera Exalmar se comprometió formalmente a reducir los niveles de contaminación ambiental que genera su plata de Chimbote y que perjudica directamente a centenares de familias de las zonas 15 de Abril y El Trapecio, al cambiar su matriz energética de petróleo a gas natural, en los próximos siete meses.

Así lo hicieron saber funcionarios de la mencionada empresa a los moradores de las zonas afectadas en presencia de la congresista María Elena Foronda Farro, del gerente de Medioambiente de la Municipalidad Provincial de Santa, Juan Villarreal Olaya, y representantes del Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) y Ministerio de la Producción (PRODUCE).

La reunión, llevada a cabo en la sede de la comuna provincial, es en realidad la continuación de la iniciada en enero pasado (ver nota relacionada) cuando la población afectada expresó su decisión de tomar medidas radicales contra la empresa por el grave perjuicio a la salud, tranquilidad y buen convivir que ésta les origina.

El cronograma presentado por Exalmar contempla una serie de acciones correctivas previas como la adecuación de sus sistemas para la reducción de la emisión de vahos, la misma que estaría lista la quincena de abril y a fines de ese mismo mes lo concerniente a ruidos, quedando como fecha máxima el 1 de octubre próximo el uso de gas natural.

Si bien el ofrecimiento constituye un paso positivo en la relación empresa-comunidad, los moradores expresaron su disconformidad por el plazo excesivo de siete meses para el uso de tecnologías limpias, más aun sabiendo que la compañía Gases del Pacífico, proveedora de gas natural en Chimbote, ha confirmado que está en condiciones de dotar el combustible a la brevedad.

Los técnicos de Exalmar explicaron que el cambio de matriz energética requiere de una serie de equipos e insumos importados que tardan entre 3 y 4 meses en llegar al país, luego del cual se debe esperar a que termine el periodo de pesca del primer semestre para iniciar el montaje de los mismos.

Mientras tanto, se realizarán los trabajos complementarios como elevar de 7 a 12 metros el cerco perimétrico y recubrirlo con pinturas especiales para aislar el ruido, asimismo ampliar los jardines exteriores de la planta, modificar los emisores para evitar el vaho y la realización de campañas de salud en la zona, entre otros.

Los detalles técnicos de las mejoras serán entregados por la empresa en una próxima reunión a realizarse en Lima el viernes 2 de marzo, en la sede de la Sociedad Nacional de Pesquería y en presencia de representantes de Produce y OEFA.

Para la congresista Foronda, este compromiso, que reducirá significativamente la contaminación ambiental derivada de la industria pesquera, es un gran paso pero que se necesita mayor compromiso de las empresas para lograr el desarrollo armónico con las poblaciones.