Congresista Foronda supervisó puntos críticos de cuencas del Santa y Lacramarca con funcionarios de ANA y PSI

En un recorrido por la cuenca del Santa con directivos de la Autoridad Nacional del Agua (ANA), del Programa Subsectorial de irrigaciones (PSI) y de la Junta de Usuarios de Irchim, la congresista María Elena Foronda comprobó la necesidad de intervenir de manera inmediata nueve puntos críticos debido a la elevación del caudal.

“Cada punto crítico tiene una extensión de por lo menos tres kilómetros. Lo que el PSI propone es intervenir de manera inmediata en diversas zonas de cada punto, que han sido definidos como una real emergencia”, declaró la parlamentaria.

En Cerro Blanco, continuó, en la localidad de Vinzos, hay zonas erosionadas por el río que se encuentran a menos de diez metros de la carretera. De suceder un desborde se inundarían 450 hectáreas de cultivos y perjudicaría a una población de 3580 habitantes.

Los directivos del PSI han ofrecido actuar de manera inmediata en las zonas que se han observado, ya que la normativa exige defender los centros poblados y la infraestructura pública; esto es, colegios, carreteras, postas médicas, canales, bocatomas, y a los pobladores mismos.

Por otro lado, el estado de abandono en el que se encuentran los puntos críticos de la quebrada Cascajal, continuó la representante ancashina, es clamoroso y preocupa demasiado. “Los directivos de la Junta de Usuarios nos informan que para esta zona las fichas técnicas se elaboraron en agosto último, y hasta ahora no hay ninguna respuesta”

“Esta situación nos obliga a volver a empezar un nuevo proceso de incidencia”, lamentó María Elena Foronda. “Ahora también tocaremos las puertas del gobierno regional, que, sabemos, ha recibido dinero proveniente del canon minero, y esperamos que priorice la intervención en puntos críticos de todas las cuencas d ela región”.