¡Alto al estado de emergencia en Tumán!

PRONUNCIAMIENTO

El pueblo de Tumán, Lambayeque, viene soportando por más de tres meses un estado de emergencia injusto y prepotente, cuya justificación al momento de su instauración fue salvaguardar la tranquilidad pública, pero que en los hechos ha servido para blindar a un grupo de accionistas de la empresa azucarera en su conflicto con otro sector.

Tal como consta en diversas denuncias, en este tiempo las fuerzas del orden se han dedicado a brindar seguridad a las actividades de la empresa e impedir el libre tránsito de las personas y el derecho a reunirse. Su presencia no ha servido para evitar robos, asaltos y otro tipo de actos delincuenciales.

Ante esta situación, desde el Congreso de la República hemos solicitado formalmente en reiteradas oportunidades el levantamiento de la medida por alterar el normal desarrollo de las actividades de todo un pueblo al mantenerlo bajo medidas de excepción por mucho tiempo. Esta situación no es justa ni saludable en un estado de derecho, más aún cuando sólo beneficia a accionistas de una empresa privada.

Los problemas societarios de una empresa de ninguna manera deben alterar la tranquilidad de Tumán ni debe servir de excusa para violar los derechos laborales de los trabajadores que se mantienen impagos.

Por esta razón, reiteramos nuestro pedido al presidente de la República para que a la brevedad se levante el estado de emergencia en Tumán y se propicie una mesa de diálogo para solucionar el problema de los trabajadores.

Con firmeza y optimismo,

MARÍA ELENA FORONDA  FARRO – Congresista de la Republica

Lima, 21 de setiembre del 2017